Categories
Educacion erotismo Expresion Espiritual Psychology sexualidad Transpersonal

¿QUE ES LA SEXUALIDAD?

¿QUE ES LA SEXUALIDAD?

“La sexualidad es un ritual sagrado de unión mediante la celebración de la diferencia”. [1]

Según conceptos acuñados por la psicología, la sexualidad no se circunscribe a la genitalidad o a etapas evolutivas, sino que se extiende a toda la vida humana.  La evolución de la sexualidad ha traído consigo cambios significativos para la humanidad, que no distan mucho de los niveles de desarrollo sexuales experimentados por cada individuo en particular.

La sexualidad es fuerza vital, fuente energética de toda existencia, está compuesta por variadas expresiones y se extiende desde lo material, lo orgánico y  tangible, hasta lo subjetivo, sutil y toda conexión vital entre los planos físicos y cuánticos.

Como fuerza vital, la sexualidad es muy difícil de experimentar en una cultura donde se opta por reprimirla, o bien se convierte en objeto de oferta y demanda.

Restricciones a aspectos de la sexualidad como son el placer, el deseo, el instinto, las sensaciones, la belleza, la fantasía y el disfrute, hacen que hombres y mujeres se inclinen hacia otras opciones para desahogar sus necesidades, sus pasiones en su mayoría en una forma inconsciente y en cosas tales como: consumo de drogas, alcohol (para allanar inhibiciones culturales), violencia, diversiones de tipo extremo, consumo y gasto indiscriminado de bienes materiales, entre otros.

Cuando a un ser vivo se le retira algo que hace parte de su naturaleza, el vacío resultante servirá luego para manipularle, sería por ejemplo, como condicionar el instinto natural de supervivencia, impidiendo que fluya para luego enseñar cómo sobrevivir ignorando la sabiduría del organismo.  Así pues, la represión de la energía sexual optará por encontrar una salida en algún lado, distorsionando de este modo el adecuado funcionamiento del organismo psíquico y físico, por tanto se deduce que la sexualidad es fluidez, dinamismo, cambio y armonía.

La sexualidad adopta diferentes formas y se dirige a distintos destinatarios:   padres, hijos. Amigos, objetos, ideas, pero su esencia por excelencia es desde tiempos muy antiguos la relación del principio masculino y femenino, la vida en pareja cuyo atributo especial es la pasión, una emoción contradictoria, arrebatadora y cambiante, una de las antesalas del Amor, pues no debe hablarse de sexualidad sin referirse a ese sentimiento.  Sin embargo no se debe a algo sólo psicológico, sino orgánico.  Cabe recordar un principio Hermético “Como es arriba es abajo y como es abajo es arriba”.  Tradúzcase: como es en la mente es en el cuerpo y como es en el cuerpo es en la mente, así también el enamoramiento corresponde a una causa neuro-hormonal: “se debe a la secreción de un neuro-modulador que responde al nombre OXITOCINA, llamado también, hormona del apego. 

Oxitocina, la hormona de amor y la felicidad

Además, los neurólogos han identificado otra hormona asociada a la emoción amorosa: la DOPAMINA, que potencia la actividad del cerebro interno o cerebro emocional  y rebaja la preponderancia de la corteza cerebral.  En efecto la presencia de DOPAMINA en el organismo es especialmente elevada durante el enamoramiento, lo cual provoca un obnubilamiento que hace que la conducta sea regida más por el sentir que por el  razonar, aunque no es igual para todos los seres humanos”. [2]    

La anterior es una de las diferentes etapas por donde atraviesa el Amor concebido de manera objetiva, podría hacerse en este espacio una comparación muy apropiada con la alquimia o “Arte de convertir los metales Ordinarios  en Nobles”: se comienza por el nivel Material, lo Orgánico, para luego a través de la transmutación sublimar el Sentimiento, la Emoción, “Purificar” el Deseo y convertirle en Amor, Oro del más sólido.   Así la sexualidad también puede describirse como un Laboratorio Alquímico, con elementos primordiales como:  el cambio, las polaridades, el movimiento, el placer, las emociones, la empatía, la sociabilidad, el amor, el equilibrio, las relaciones, la afinidad, la unidad y la curación.

Símbolo De La Alquimia ...

La Alquimia tiene cierto carácter contemplativo, no consiste simplemente en un mero pragmatismo sin penetración espiritual, su vertiente espiritual y contemplativa se asienta precisamente en su forma concreta, entre la analogía, entre lo psíquico y lo mineral, pues esta semejanza sólo puede establecerse mediante una observación que considere la materia desde el punto de vista cualitativo, o sea en su cualidad interior, y el alma “materialmente” es decir, como si se tratara de un objeto; en psicología el autor que ha trabajado en tales relaciones simbólicas es JUNG. [3]

La psicología de la alquimia de Jung

La sexualidad también corresponde a la reproducción, manifestación y expansión como necesidad que conduce en último término a la unión con el otro, lo otro y los otros, unión que se tiene por primera vez en el vientre materno y con el nacimiento, con ese primer desprenderse, se comienza la búsqueda para renovar el sentimiento de oceánica unicidad, del cual se hacía parte.  A este estado vital se refieren planteamientos transpersonales realizados con base en doctrinas místicas Orientales.

De otro lado tenemos a FREUD que en sus primeros escritos de psicología afirmaba creer que realmente existía una energía de tipo físico, una energía sexual que él llamaba LIBIDO.

Freud..

FREUD creía que esta energía procedía de todas las partes del cuerpo y que se desplazaba a una única parte del mismo.  A este proceso lo llamaba CATEXIS.  Creía también, que todos los problemas psicológicos podían remontarse a bloqueos en esta energía  psicosexual, la LIBIDO.  Se dio cuenta de que tenía razón, entonces la forma de resolver todos los problemas psicológicos consistiría en desbloquear esta energía sexual.  Esto significaba por supuesto fomentar la sexualidad, pero en la época en que aún dominaba la Moralidad Victoriana Represiva, su idea no podía ser aceptada. 5  

En conclusión la energía no debía ser reprimida, sino dejarse fluir, sin embargo FREUD  cambia su concepto de la LIBIDO que dejó de ser una Energía Real, para convertirse en un simple Deseo que podía enfocarse en o hacia otras direcciones.  A este proceso lo llamó SUBLIMACION.  Como ya no habían energías que se encontraran detenidas, FREUD necesitó entonces inventarse algo que fuera contrario al Deseo Libidinal.  A esto lo llamó el DESEO DE MUERTE, al fin no acepto la Libido como Energía.

eros and thanatos freud pdf

REICH, uno de sus alumnos más creativos se dispuso a descubrir y medir el concepto Freudiana de la Energía Psicosexual,  en el decurso de sus investigaciones  sobre las Corrientes Bioeléctricas del organismo, descubrió la importancia crucial de la sexualidad para el flujo salutífero de la energía a través del organismo. 

Wilhelm Reich - Wikipedia, la enciclopedia libre

Opinaba que: sólo el organismo consigue cerrar el “Circuito Completo” del Flujo Bioeléctrico a través del cuerpo, esencial para la salud mental y física.  “La Gratificación se debe al reflujo completo de la excitación  hacia la totalidad del cuerpo”  [4].  Además descubrió que la energía sexual reprimida causaba una angustia localizada principalmente en la región cardiaca y el diafragma, zonas de gran importancia para la bioenergética, por ser centros donde se reconcentra la emoción y la fuerza vital.

ENERGIA ORGON

En las antiguas civilizaciones, en especial los eruditos y médicos chinos, estudiaban y discutían sobre el sexo y las prácticas sexuales de igual manera  que los han hecho MASTER, JOHNSON y KINSEY en nuestros días.  Así, muchas de las conclusiones realizadas por culturas ancestrales han sido confirmadas por la ciencia moderna, por ejemplo MASTER y JOHNSON son los primeros investigadores sexuales que aprueban las diversas estrategias para producir y prolongar el placer.

La sexualidad como vivencia, como dogma o teoría, ha sido objeto de especial ocupación a través de la historia, constituye un agente coherente y magnético en cualquier forma determinada, sea átomo, hombre o sistema.  No sólo hace referencia a la relación que existe entre las formas, aunque se establece (como realmente es) por la energía  de su funcionamiento a nivel psíquico y físico, puede también considerarse como la relación de la Psique o Alma con la forma que le “aprisiona” tal como consideraba PLATON; o del Alma con innumerables formas.  La sexualidad en su fin último ha de significarse como la relación que existe entre la psique  y la síntesis que subyace en las formas, regente del contacto establecido entre los múltiplos aspectos humanos.

La sexualidad corresponde a la ley del impulso magnético que rige a la relación, la interacción, el intercambio y la interpretación de los diversos niveles de la vida.  La ley del impulso magnético es en el reino psíquico  la ley de atracción en el mundo de los fenómenos materiales.

La sexualidad como término en la psicología tradicional o para la educación sexual es definida como la expresión que realiza la persona para satisfacer el impulso sexual en aspectos tales como:  lo biológico, lo psicológico, social, cultural y espiritual; lo cual se refiere a cuerpo, pensamiento, familia, estudio, religión, leyes, costumbres, trascendencia y crecimiento personal.  Dentro de este conglomerado

existen también otras definiciones de otras correspondencias y hacen parte del campo de acción construido por el ser humano como es el sexo, el género, rol sexual, rol de género, impulso sexual, energía Libidinal, objeto de deseo, homosexualidad, erotismo, y muchos otros que se conciben desde la interacción y la experiencia cotidiana de convivencia consigo mismo y los otros.

Estas significaciones distan  de las realizadas por concepciones Orientales en que no sólo es la relación con los otros o consigo mismo, sino con el otro, puesto que se concibe desde un nivel más objetivo ajeno de lo material pero inherente a la consciencia, aquí se habla de una “Metafísica del Espíritu”6, según JUNG, la cual cede el puesto a una Metafísica de la Materia, que instaura el “Otro Mundo”; en este valor de las cosas obedece al criterio de la supuesta verificación científica, con la cual funcionan las ciencias actuales que pretenden hallar un peso dentro del conocimiento, así mismo a la sexualidad se le divide en etapas evolutivas experimentadas por el ser humano, lo cual comprendería la polaridad objetiva de su esencia.

Por sexualidad se entienden entonces todas las formas de expresar y compartir las sensaciones propias y ajenas: una mirada, una sonrisa, un beso, una caricia, un abrazo, un apretón de manos.

Ninguna de las manifestaciones de la emoción humana deja de pertenecer a hombre o mujer.  La relación sexual es en sí misma el corolario de la entrega entre dos seres humanos, es un acto inédito, privado y mágico, que convoca a dos individualidades más allá del tiempo y el espacio de la consciencia ordinaria (el estado de vigilia  habitual del ser humano).

In Love Connection | iubirea de sine

En términos antroposóficos otro aspecto de la sexualidad como lo es la genitalidad, es una de las expresiones más pobres de la relación entre dos seres humanos.  A medida que el Amor se genitaliza con exclusividad pierde su categoría universal, se restringe a una región del cuerpo  y allí se consume.  En una sana evolución en cambio la genitalidad  será siempre un mero súbdito de la sexualidad humana. [5]

Retomando entonces aspectos de la sexualidad mencionados con anterioridad, el primer aspecto a tratar es El Cambio, se realiza en este orden puesto que así es concebido por las creencias Orientales, como un modo armónico de expresar la sexualidad en diversos niveles.

El Cambio,

los ritmos de renovación  o los ciclos de crisis y renacimiento hacen parte de una “danza biológica” o constante reestructuración psíquica, estos cambios ocurren en diversos planos existenciales, uno de ellos pertenece al asombroso mecanismo de intercambio atómico constante que afecta a toda la estructura material del cuerpo.

Así ocurre con los diferentes tejidos, aún cuando cada uno posea su propio ritmo de renovación: el hígado, un mes  y medio; la piel, un mes;  la mucosa estomacal, diez días.  La matriz genética que poseemos hoy no está constituida por los mismos átomos que hace dos años, ni el cuerpo futuro estará constituido por los átomos de hoy: en un período promedio de seis años se transforma totalmente la esencia de la materia que utilizamos, esta es una cualidad misteriosa  de la vida humana, en medio de la disolución constante de nuestro ser genético conservamos la sensación de un yo físico estable. [6]

“En los niveles cambiantes se pasa del sentimiento  de unicidad a la admisión de la diferencia.  En la interpretación de nosotros mismos en tanto que individuos se incluye la realidad del otro” ANODEA JUDITH.

Superar la separación es unirse y esto se logra a través del cambio que al no ser tenido en cuenta bloquea la capacidad para pensar ,anula la habilidad para percibir puesto que se crea un estancamiento que no permite fluidez sino una patológica regresión.

Admitiendo que la existencia del otro sale de la vivencia interior hacia la exterior, al igual que en las primeras etapas que siguen al nacimiento, el hombre y la mujer evolucionan en la medida en que tocan nuevas informaciones.  Así mismo el cambio se compone de

oscilaciones y se oscila entre polaridades recordando de este modo que los opuestos se necesitan unos a otros, la luz para ser luz necesita de la obscuridad y a la inversa; la materia de la antimateria, nada puede ser sin su contrario  y de esta manera funciona toda la relación.  Cuando se trata de negar y ocultar alguno de los polos el otro se destruye  en el acto, por consiguiente aquello que conformaban.  Una cosa es necesaria a la otra, tal como lo plantea la filosofía perenne, estas polaridades crean el movimiento, de igual manera la unión sexual activa el movimiento puro de la vida.

FORTUNE dice: “Fue el movimiento puro en lo abstracto lo que originó el cosmos, a su tiempo tal movimiento dio origen a los nodos condensados de fuerzas en oposición, que son los átomos primordiales y es el movimiento de estos átomos lo que constituye la base de toda manifestación”. [7]

A partir de los cambios surge el deseo como fuerza primaria de toda actividad, es el precursor de la voluntad, del poder y el amor; fenómenos imprescindibles de la sexualidad.  El deseo es la expresión de toda necesidad desde el primer momento de la vida hasta la ancianidad, siempre será necesaria aunque sea una dosis mínima de lo que se desea, así como las necesidades básicas en cuanto a alimento, afecto, estima, pertenencia, entre otros.

El deseo es la base de la alegría, la pasión, la vitalidad; en el momento que se lleva a cabo un deseo desaparece la necesidad, más, mediante el continuo de la evolución otros deseos surgen y no son ellos quienes atrapan al ser humano, sino la represión de los mismos, lo que pone en contradicción consigo mismos.  Sin embargo, la realización de estos puede ser equilibrada, pues no es el fin acabar con la homeostasis a la que tiende el  propio organismo y  Por qué lo hace?  Por el placer, esencial para la salud y las adecuadas relaciones personales y culturales.  Naturalmente todo ser vivo tiende hacia lo placentero y en la consecución  de esto se vive el proceso ya explicado de la expresión de  la energía psicosexual planteado por FREUD y REICH.

En occidente el papel de la represión es de marcada importancia y está relacionado con la evolución socio-cultural marcada con condicionamientos, identificaciones y prejuicios. 

Occidente se mueve en los niveles de la sombra, el ego y lo existencial de forma más arraigada que el mundo Oriental, pues se habita en una cultura donde el hacer, pensar, sentir  y  tener es mucho más importante que el ser y esto debido a que se ha creado una sociedad repleta de necesidades = Neuróticas en el nivel de la sombra. 

INTEGRAR LA SOMBRA | Gabinete Akro

Necesidades básicas: en el nivel del ego y existencial.  Metanecesidades en las bandas transpersonales, pues el nivel de la mente no posee necesidad alguna.  Esto si se explica desde un modelo de la conciencia según WILBER. [8]

Los sentidos y los procesos de pensamiento son las entradas a la mansión de la sexualidad,

85 mejores imágenes de Hyperion | Necronomicon lovecraft, Dr doom ...

como primera función aportan información acerca del mundo físico y sus manifestaciones, más las sensaciones comunes no permiten ver las realidades sutiles.  Se ha definido esta capacidad como percepción extrasensorial y se concibe como el refinamiento de la sensación hasta su nivel más sutil.

El placer y las sensaciones emotivas,  según se plantea, tienen su sede en la parte inferior del cerebro, en una región llamada Sistema Limbico.  Este controla el hipotálamo , que a su vez controla los niveles hormonales y la regulación del sistema nervioso autónomo (involuntario), al que corresponden funciones tales como el ritmo cardíaco, la tensión sanguínea y la respiración, de tal modo que una estimulación placentera de esa parte del cerebro contribuye a regular y relajar estos procesos. [9]

La sensación es una fuente de información valiosa para todos los planos de la consciencia, comunica los datos en bruto, que una vez analizados y memorizados por el cerebro, se convierten en información.  Si se quisiera ignorar el plano de las sensaciones corporales nos privaríamos de valiosos sentimientos y emociones que intervienen en aquel, así para transmitir informaciones al cerebro como para desplazar energías psíquicas y fisiológicas a través del organismo.  Las sensaciones son los ladrillos con que se

construyen los sentimientos y las emociones, sin ellas seríamos impasibles y apáticos[10]


[1] ANODEA JUDITH.  Los Chakras.  Intermedio Editores.  Robin book.  1993.  Pág. 102

[2] MARINA JOSÉ ANTONIO y LOPEZ PENAS MARISA. Diccionario de los sentimientos. Ed. Anagrama.  Barcelona. 2000 (Aparte sobre el Amor)

[3] Mas sobre la Alquimia en BURCKHARDT TITUS  “Alquimia”.   Plaza y Janés.  1976.   251 Págs.

[4] WILHELM REICH.  “The function of the orgasm”.  World Publications.  New York.  1942.  Pág. 84

[5] CROTOGGINI ROBERTO.  “La Tierra como Escuela”.  Los Tres Septenios del Espíritu.  Pág. 161

[6] STEINER RUDOLF.  “La Vida entre la Muerte y el Nuevo Nacimiento”.  Conferencias 1912 / 1913.  Trascripción de conferencias.

[7] FORTUNE  DRON.  Psicóloga, su verdadero nombre es VIOLETH FIRTH.  “La Doctrina Cósmica”.Ed.  Española.  Cárcamo Madrid.  1981

[8] WILBER KEN en “Más Allá del Ego”.  Kairós.  Barcelona.  Sexta Edición. 1994.  Pág. 108.  Psicología Perenne: El Espectro de la Conciencia.

[9] BLOOMFRELD y Otros.  Trascendental Meditation.  De la Corte Pree.  Nueva York.  1975.  Págs. 78-92

[10] ANODEA JUDITH.  Los Chakras, Intermedio Editores.  Capítulo III.  Pág. 100

By Medicina para el Alma- Medicine for the Soul

I am a Light worker, Transpersonal Psychologist , God's Spoiled child and an Angel's Lover! - soy una trabajadora de Luz , Psicóloga Transpersonal, una consentida de Dios y amante de los Ángeles.
Solo un poco de mi….una pizca de eternidad en esta tierra..
40 años en un peregrinaje interno y muchas vivencias de un contenido existencial diverso y profundo,

3 replies on “¿QUE ES LA SEXUALIDAD?”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s