Categories
Educacion Psychology sexualidad Transpersonal

TRANSFORMACIÓN,, cambios dinámicos

“En el Hombre y la Mujer se encuentran todos los materiales y experiencias del mundo, cuando se unen estos materiales y experiencias, pueden transformarse en una visión y una armonización con la unidad dinámica que yace bajo toda realidad”1

Existen una serie de límites establecidos a través del tiempo que han construido fuertes barreras psicológicas que reprimen constantemente el flujo de la vida en el ser humano y le convierten entonces en un sujeto, sujeto a normas, a identificaciones, a una personalidad que obra y piensa y siente desde el ego pues es fácil comprender al mundo desde allí, incluso la adquisición de conciencia en uno u otro nivel se deja de lado porque enfrentarse al mundo desde lo consiente implica conflicto, crisis, responsabilidad, ser, percatarse de las realidades, de los fenómenos y no de sus apariencias. Existe un intento desesperado por adaptarse a las normas convencionales restringiendo de esta forma el desarrollo individual, lo que suele desembocar en diversas patologías entre las cuales la peor de las amenazas contra el bienestar es la culpa y siempre sin excepción se debe a la  alienación de la vida en cualquiera de sus manifestaciones, esto incluye desde: La represión inconsciente, el odio, la inatención, la negatividad, la dureza, la fragilidad, hasta la aniquilación consciente e intencional de otra forma de vida  a través de pensamiento, palabra y obra.

La vida es indestructible e imperecedera, los cuerpos que forman la materia incluso son existencia ilimitada, si se concibe la muerte como la transformación de los plasmas que los constituyen. Se sabe que un cadáver es el fin de una vida y a su vez el origen de un sinnúmero de ellas, pues su descomposición es el medio en que otros organismos se generan y otros se nutren.

Nada de lo que existe es inútil, todo en lo absoluto, posee su razón de ser, todo es utilizable conocible, todo esta íntimamente unido y si faltase cualquiera de los elementos vitales sería imparable el desequilibrio biológico. El cuerpo se compone de moléculas formadas por agrupaciones de átomos, los cuales penetran el organismo por medio de la respiración y la alimentación.

Un ejemplo de transformación son los tejidos siendo constantemente reemplazados por otros, por lo que en pocos meses el cuerpo humano se halla completamente transformado y ni sangre, carne o huesos están formados por los mismos átomos que antes lo hicieron. Como dicha labor se repite en todo organismo, resulta que lo que sirve hoy de alimento a un ser vivo, ha servido antes a otro y servirá más adelante y siempre en constante transformación para nutrir nuevos seres. Así mismo funcionan las cadenas alimenticias de las interacciones  que se inician al emprender el contacto con el mundo desde las primeras etapas de la vida, un ser se nutre de otro y ese otro de otros y se convierten las relaciones en espirales de retroalimentación donde se avanza constantemente acumulando experiencias a través de contactos. En el recorrido por esta espiral, la transformación es constante y se va adquiriendo y otorgando lo proporcional al propio estado de conciencia en que se habite, así las personas que contactan con determinado individuo encuentran que  siempre poseerán los mismos atributos mas otros agregados según el proceso que se vaya teniendo, los aspectos trabajados y el percatarse del trasfondo de las experiencias.

Parra Cánovas dice: “La mente está formada por neuronas que tienen cada una de ellas una serie de elementos capaces de modificar en cierta forma nuestros genes, es decir que ya a nivel intrínseco la mente es capaz de modificar de alguna manera nuestra naturaleza”2

Estrategias para la Transformación

Transformación Ha de tenerse en cuenta que para generar cambio y movimiento como atributos transformadores del entorno primero deben de comprenderse y generarse en el interno .undefined

Cambios

¿Cómo se comprende y se genera cambio en el interno o vida psíquica?

A través de la auto observación, ¿En qué consiste esto?, En el peregrinaje por el sí mismo del cual se había hablado anteriormente y que implica recorrer la propia naturaleza, conocerse a sí mismo.

El individuo como peregrino de su propio mundo llega a aprender mucho más de lo que quizás sea capaz de aceptar. Conocerse a si mismo puede ser una de las experiencias más impresionantes que se pueda imaginar, pero la herramienta eficaz que se utiliza para enfrentar esta experiencia es la: Aceptación, esa misma aceptación que se tiene por el otro cuando se ama, cuando se aprecia y se permite quererle incluso con los defectos más grandes.

Durante un peregrinaje se trata de hallar las vías de acceso más fáciles para llegar a donde se quiere, de acceder a los mejores lugares para observarlos mejor, para contemplar y admirar. Lo que a veces impide que esto suceda; niega la posibilidad de vivir la experiencia plenamente, por tanto los obstáculos deben identificarse, asumirse, transmutarse.

La mente tiene determinados bloqueos y protecciones que evitan que se pueda descubrir  las verdades más internas sobre si mismos hasta que no se esté realmente preparado.

Al comenzar este camino como peregrino de sí mismo se debe durante el recorrido ser amable y atento para no precipitar conflictos.

IDENTIFICAR

Se identifican aquellos aspectos que no se desean poseer, es más fácil cuando ya se conocen como “defectos” que conforman la personalidad, pero tras estos adornos superficiales hay causas más grandes en su mayoría inconscientes, por tanto hay que esculcar esos aspectos inadecuados que obstaculizan la fluidez y perturban la capacidad de amar.

Cuando se encuentran estos aspectos, desde el ego se tratan de justificar, incluso de tomarlos como realmente necesarios, comunes, pero lo común no es natural.

Para esto se realiza una lista mental, no se escribe porque el acto simbólico de plasmarlo en algo concreta el pensamiento y se reitera lo que allí habita, los fallos propios se cometen y se encuentran en el “hacer”, por tanto hay que trabajarlos en el “pensar”, al menos mientras se identifican y se racionalizan.

No debe forzarse nada que no vaya a aflorar fácilmente. No se trabaja el aspecto que se cree puede ser el más importante sino aquel que parece absurdo del cual no se tiene razón alguna para su existencia, pero que se sabe que allí está, ¿Por Qué? porque algunas causas son más pequeñas que sus efectos o aparentan serlo e intervenir en estas “pequeñas” cosas desestructura lo que hay sobre ellas, y mejor aún si se profundiza más, porque al escoger un aspecto que se conoce y se cree que hace parte vital del conflicto se está ignorando el trasfondo del mismo.

La actitud a conservar durante el proceso de identificación es neutral, contemplativa, serena. Luego de identificar hay que asumir.

ASUMIRSE

Implica aceptar, presenciarse, reencontrarse con los componentes los cuales suelen ser informes, dispersos, así que para asumirlos de una forma objetiva se utiliza para este paso la visualización del aspecto que fue identificado con anterioridad. Se ofrece a ese aspecto una imagen, una figura, un movimiento, color, olor, un comportamiento, algo que represente de la mejor manera aquello que se quiere cambiar. El pensamiento obra también en este punto creando vibraciones que califican esta energía que conforma el defecto, obstáculo o visitante poco grato en la casa de la personalidad.

Recuérdese que la visualización es el poder de la visión obrando en la inteligencia del ser humano, así construida una imagen para lo que se está trabajando el paso siguiente es la transmutación.

LA TRANSMUTACIÓN

Implica transformación, cambio; esto dará paso a pensar: ¿De qué sirve gastar tiempo en la construcción mental de una cosa para deshacerla o cambiarla? Pues sirve para agotar energías relacionadas con esa cosa creada, porque cuando se visualiza o se piensa en algo el contenido vibracional de lo que se tiene en mente atrae lo similar, comprendido esto se procede a “purificar” o “exorcisar” ese algo que se identificó y se asumió como parte “no necesaria”, la cual lo es en su profundo significado pues sirve de escalón para la evolución interna, tenía una razón de ser y de estar como todo y era enseñar algo…

Consiste la transmutación en este paso en disolver la imagen creada, destruirla poco a poco, parte por parte sin esforzarse en la concentración sino conservando la serenidad y asumiendo una actitud de autoridad sobre ella.

Como es un proceso de limpieza y lo simbólico juega un papel importante es bueno asearse el cuerpo para colocar mayor énfasis en el proceso, este aseo puede ir cargado de cualquier acto ritual o crear un espacio propicio para limpiar el cuerpo y la mente de toda posible impureza. Es también adecuado relajarse mediante algún ejercicio respiratorio o solo con mantener una respiración profunda y pausada que permita conservar una constante tranquilidad y manejo de la situación; contando con esto se procede entonces a transmutar a disolver para que esa forma se convierta en energía desidentificada, neutra, que se destruya el aspecto del cual hacía parte, no debe dejarse nada de lado, debe colocarse mucha atención en no dejar pasar nada por alto, si se deja algún vestigio volverá a recrearse.

 Como resultado debería obtenerse: Sensación de descanso o alivio, de vacío o desapego y autoridad sobre sí mismo.

Los métodos para la transmutación o destrucción del aspecto elegido están a consideración del practicante, el hecho primordial es que aniquile por completo tal atributo quedando libre de temor y de duda frente a su existencia.

¿Qué pasa entonces con esa energía a la cual se le sustrajo la carga que le calificaba? Pasará a formar parte del resto del organismo, del lugar donde se encontraba antes de servir de alimento a un “defecto” pero ahora con un fin diferente.

¿Qué pasa con los aspectos positivos de la personalidad?

Siguen  nutriéndola en mayor o menor potencia según su desarrollo. Además pueden utilizarse como carga para emprender procesos como el anterior y detonar procesos de transformación con base en las polaridades.

Las cualidades o atributos positivos de todo ser humano deben conservare y expandirse y por ser su carga energética: sutil, rápida, de vibraciones más altas y agudas permite transformaciones y efectos más veloces y benéficos, mientras que lo negativo es pesado, denso e impide el movimiento, la evolución, estanca.

Siguiendo con el proceso para adueñarse de si mismo se cuenta con tres fases:

Conquista del cuerpo físico:

Se adueña el humano (Hombre o Mujer), del cuerpo físico a través del autocuidado, por medio del ayuno y el ascetismo equilibrado. El ayuno colabora en la purificación orgánica, expulsa toxinas y revitaliza funciones metabólicas. El ascetismo domina las sensaciones triunfando sobre necesidades comunes y naturales como el hambre, la sed, el frío, calor, cansancio, sufrimiento y toda molestia material. No se quiere decir con esto que las preocupaciones desaparecerán por completo pues hay un mundo en el cual se debe vivir, pero esta clase de prácticas clarifican la mente y el cuerpo de manera que se asume la cotidianidad con la serenidad y actitud adecuadas.

Lo anterior no debe ser nunca un sacrificio, un abstenerse incómodamente de algo que causa gusto o placer, es cuestión de reorganización del sistema con voluntad, autocontrol, carácter, autoconocimiento de falencias y fortalezas. Es Aprender y aprender no es adquirir un nuevo conocimiento del exterior, es la reorganización de lo que ya se sabe, si los genes tienen por sí mismo información al igual que todos los microorganismos y de ellos estamos compuestos entonces hay inteligencia ya implícita  por tanto la capacidad para modificar estructuras.

El Cuerpo de deseos a nivel anímico:

Se conquista y se reorienta transmutando las pasiones, la ambición, el deseo, no aniquilándoles, pues son raíces motivacionales, este paso consiste más bien en resignificar toda emoción y sensación, ser diferente ante la alegría y el dolor, placer y sufrimiento de modo que nada, ni nadie altere la serenidad que se pretende. Disfrutar de los excesos es válido, siempre y cuando no se permanezca en él, ni el organismo se afecte de manera significativa.

Se debe tomar en cuenta que hay seres que conviven a diario con situaciones extremas, sin embargo gozan de un estado aparentemente “bueno”, su naturaleza lo permite, su medio evolutivo, para ellos y ellas existen otros caminos, otras maneras.

El Cuerpo mental:

Se domina por medio del silencio y la quietud, el silencio no es necesariamente el espacio ausente de sonido, ni la quietud o el vacío carente de movimiento: silencio y quietud son estados que se logran permitiendo que todo se vuelva imperturbable, todo sigue, fluye pero no afecta. Así se puede transitar por el centro de la ciudad y gozar de internamente de una profunda paz.

Esto se logra en las relaciones de pareja y demás contactos. Cuando se prescinde del estado DE-MENTE en el cual no se piensa en el otro, no se le identifica, no se juzga ..y a lo “otro” se le niegan las significaciones. O sea todo sigue siendo lo que es, la transformación está en nosotros.

¿Cómo adueñarse de estos tres elementos?

A través de la Meditación como herramienta para llegar a la impersonalidad y es allí donde sexualidad y espiritualidad se unen para convertirse en un todo que no se reduce al propio campo de acción sino que se vivencia en todo y todos en un profundo sistema de relaciones y conexiones.

La Meditación implica concentración y contemplación mediante una actividad vital como lo es la respiración.

Ya se ha hablado de los componentes de la vida, asimismo el aire es una fuente vital para todo ser humano. El átomo como elemento conformador del aire es una inteligencia viva que rodea el pensamiento esperando la aspiración y respiración para penetrar en el. Aspirar y respirar meditando lleva a la realización del propósito que se pretende, pues se atrae lo afín, Se es lo que se piensa.

Si se medita en un objeto visible la concentración en el descubre la verdadera naturaleza del objeto en si mismo, en lo invisible. Entonces si se medito en mi puedo conocerme más o reconocerme; si se medita en el otro podrá percibirse con mayor claridad que si se concibe con el ego ideático, si se medita en un deseo esto atraerá su atención. En uno de los capítulos de Xena: La princesa guerrera; en una enseñanza recibida de Lao Ma se evidencia lo anterior en la siguiente frase: “Para lograr una profunda concentración debe uno someterse al gran vacío, Si algo puede imaginarse también puede realizarse…cualquier cosa es posible…”

La transformación implica también pasar de la individualidad al encuentro con el otro, entonces ha de aprenderse a manejar las polaridades en la relaciones. Sucede que para que exista el equilibrio, este debe ser resultado de dos fuerzas, si estas dos fuerzas son iguales el resultado será la inmovilidad, por consiguiente la limitación de la energía. Así sucede entre las parejas, el impulso generado en uno determina necesariamente el movimiento del otro, tal como los platos de una balanza, así la sombra le sirve de límite a la luz, es necesaria la suposición de un vacío para servir a la plenitud de l ser, de un principio activo.

Pareja, Dualidad y polaridad

El hombre y la mujer que permanecen juntos obrando siempre de la misma manera, guiando sus vidas en un mismo sentido están recargando solo un lado de la balanza con lo cual se obtiene la ruptura; y no es necesariamente la separación o el final sino el rompimiento de lazos que hubo en algún momento.

Estar en pareja es un juego de ir y venir, ni muy rígido ni muy flexible, el punto medio y el balanceo unísono de las partes es esencial en las polaridades.

¿Cómo es eso?

El empleo alternado de fuerzas contrarias (y con fuerzas se hace referencia a sentimientos); lo caliente después de lo frío, la dulzura después de la severidad, el amor después de la cólera, es la clave para el movimiento continuo y la prolongación del poder o influencia sobre el otro y el entorno. Se sabe que el acariciar con intensa constancia produce saciedad, disgusto y apatía, como también una indiferencia constante aleja y destruye los afectos o al menos los disminuye seriamente.

El que mucho busca poco encuentra, ya que su visión está tan limitada a una sola cosa que lo demás no ve:

Así para conservar el Amor es preciso brindar pequeñas dosis de odio, ¿absurdo? No del todo, porque cuando se llena constantemente el espacio del otro no se está permitiendo a ese otro fluir adecuadamente y expresar sentimientos que se obstaculizan por los nuestros.

No se trata de alejarse del otro sino de equilibrar la situación, el pensamiento permanente en el otro, los sentimientos y deseos que llenan la mente son también energías que llegan al objeto deseado, que si se expresan o se vivencian en exceso terminan por repeler lo que se quie

Los hechos deben ser análogos a la voluntad, así la voluntad en un ser humano de ser amado o de ser odiado debe ser confirmada por amor y odio para que sea eficaz. Entonces que hay con eso de que hay qué hacer al otro lo que se espera que nos hagan a nosotros, o la ley del talión, etc.? Pues ha de recordarse que es el extremo el que es nocivo, el remedio en dosis proporcionales causa el resultado esperado, hay energías y ocasiones en que la respuesta a situaciones o ataques no puede ser la misma debe ser opuesta; a no ser que la energía sea altamente calificada o por su naturaleza benéfica e inofensiva, con la práctica en lo cotidiano se puede ir uno dando cuenta de qué respuestas y emisiones se provee el propio campo de acción.

Ser y ser en el mundo como se ha tratado con anterioridad va dejando huella en las almas humanas, así que se podría afirmar que esa alma pertenece a quien le ha marcado y más si la marca está impregnada de amor u odio.

BESANT 3 propone: “ se ha visto que el deseo tiene dos capitales expresiones: atracción para poseer o ponerse en contacto con un objeto que de antemano proporcionó placer, y repulsión para rechazar o eludir el contacto con un objeto que previamente infligió dolor. Se ha visto que la atracción y la repulsión son las dos modalidades del deseo que domina al yo.

Como la emoción es el deseo mezclado con el intelecto, inevitablemente ha de ofrecer la misma distinción en dos modalidades. Se llama amor la emoción de índole atractiva que placenteramente une dos objetos. Es la energía integrante del universo. Se llama odio la emoción de índole repulsiva que dolorosamente separa dos objetos. Es la energía desintegrante del universo. Tales son los dos troncos de la raíz del deseo y de ellos arrancan como ramas todas las emociones. De aquí la identidad de las características de deseo y emoción. El amor anhela atraerse el objeto atractivo o va en pos de el para poseerse o ser poseído por él.

Lo mismo que el deseo liga con lazos de placer o dicha; pero estos lazos son más complicados y duraderos por estar compuestos de numerosas y sutiles hebras muy complejamente entretejidas, si bien el enlace de entre ambos objetos, la esencia del deseo atrayente es la misma esencia del amor o emoción atractiva. De igual forma el odio procura eliminar de sí, el objeto repulsivo o huye de el para apartarse  de él y repelerlo o ser repelido por él. Separa por dolor y por desdicha y así la esencia de este deseo es la misma del odio.

Amor y odio son elaboradas e intelectivas formas de los elementales deseos de poseer y rehuir”.

Por tanto para lograr el propósito que se desea en el otro o en si mismo se requiere tomar posesión de estas emociones y filtrar adecuadamente su flujo para que nunca sea en demasía  y tampoco sea la carencia.

 ¿Cómo puede odiarse lo que se ama? undefined

No se trata de llenarse de ira y rencor para esto, no, es cuestión de sustituir el impulso que lleva y atrae equilibradamente. Es saber conscientemente, y en esto seré enfática: Cualquier emoción que se desvíe de su equilibrio termina por envolver a quien la posee, por eso es necesario regir sobre estas con voluntad. El mundo, el universo, la vida funciona a partir de analogías, de polaridades y más aún el aspecto físico, material, por tanto quien espera que su existencia marche adecuadamente según sus deseos debe aprender a jugar con las leyes que rigen en todo cuanto hay. Todo es doble en su propósito por eso se hace necesario conocer primero la propia naturaleza para saber de qué manera influir y conocer la ajena.

Lao-tzu declaró: 4 “El conocimiento de los demás lleva a la sabiduría: conocerse a si mismo lleva a la iluminación, el dominio de los demás requiere fuerza, el control de si mismo requiere fuerza interior, o lo que sería igual: conquistar a los demás es tener poder, conquistarse a sí mismo es saber cómo”

Se debe primero ser dueño de sí mismo para poder ser dueño de los demás, así rezaba el mensaje en las columnas del templo de Salomón: “Conócete a ti mismo”.

Están en el ser humano todas las respuestas y preguntas es un microcosmos que ofrece a quien le conoce y profundiza la sabiduría necesaria para trascender.

Recuérdese que el autoconocimiento comienza con la observación de la relación con las cosas y los acontecimientos del mundo. Debe intentarse ver todas las experiencias como si estuviesen conectadas entre ellas y con nosotros mismos, hay que percatarse de los sutiles detalles y conservar una actitud indagadora pero despegada. Para esto también puede utilizarse la meditación pues se emplea la mente para conocer el ser.

Pocas personas se preguntan o indagan en las experiencias cotidianas el ¿Por qué? De lo que llega a sus vidas. ¿Cómo así?, pues, si Juan o María son mis amigos, Andrés mi novio, Julián mi amante, qué es lo que hay en ellos o en mi para que vivenciemos nuestra relación de una manera y no de otra, ¿Por qué el ambiente en que nos divertimos? ¿Qué similitudes tienen psíquica y físicamente?¿En qué me benefician?, ¿Por qué las situaciones que vivimos? ¿En qué momento de mi vida llegaron? ¿Por qué los integré a mi campo de acción?, ¿Tienen relación con mi pasado? etc.

A partir de estos cuestionamientos en apariencia simples se vislumbran cosas maravillosas, impactantes e incluso decepcionantes, que en lo aparente creen saberse pero en su estructura profunda tienen un fuerte significado, una razón de ser, una causa y un efecto.

La sexualidad en su aspecto más profundo es comunicación constante entre los cuerpos, las moléculas, las formas, las vibraciones, la luz, el sonido y procesos biológicos .

La voluntad que generalmente se demuestra mediante un programa o plan bien ordenado, se origina en la mente y no en los niveles de la percepción del deseo, este plan se fundamenta en los sentidos de dirección y orientación definida de la voluntad hacia un objetivo determinado, no siendo en la mayoría de los casos la causa de la dificultad, la cual es más sencilla e inmediata.

El tratamiento de las dificultades relacionadas con el deseo y las diferentes respuestas sexuales y su correcta solución es definidamente y en su mayoría  de naturaleza material y pueden subsanarse frecuentemente aumentando la vitalidad del cuerpo a través de una adecuada alimentación, ejercicio,  además de un correcto tratamiento y equilibrio del sistema endocrino bien sea por medio de la medicina tradicional o alternativa.

Referentes:

1 Dougasl Nick y Slinger Penny. “Secretos Sexuales”. Martínez Roca. 1982. Prefacio, primer párrafo.

2 Parra Cánovas. Teología y Ciencia. Ed. Fragua. Sin año

Profesor de filosofía, miembro de la academia de ciencias de Estados Unidos y miembro honorífico de la Nacional Geographic.

3 Besant. Estudio sobre la consciencia Teosófica. Barcelona, p. 286-288

4 Lao-tzu. Tao te king. Obra Filosófica china del siglo VI a.c

5Adoum Jorge. Las llaves del Reino interno. Capitulo: El círculo o generalidades. Buenos Aires. Kier.1986

By Medicina para el Alma- Medicine for the Soul

I am a Light worker, Transpersonal Psychologist , God's Spoiled child and an Angel's Lover! - soy una trabajadora de Luz , Psicóloga Transpersonal, una consentida de Dios y amante de los Ángeles.
Solo un poco de mi….una pizca de eternidad en esta tierra..
40 años en un peregrinaje interno y muchas vivencias de un contenido existencial diverso y profundo,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s